lunes, 15 de enero de 2018

#Arte del #Paleolítico superior descubierto en Grecia.


Las representaciones gráficas del Paleolítico superior extienden sus redes geográficas con un nuevo estudio de grabados ya publicados hace más de cuatro décadas. Nos referimos a un conjunto de arte figurattivo localizado en Grecia y datado hasta ahora durante el Neolítico (alrededor de 8,500 a 5000 mil años atrás). Sin embargo, un estudio reciente de los petroglifos de la cueva de Asphendou en la isla de Creta propone una redatación mucho más antigua para los mismos. El estudio ha sido recientemente publicado en Journal of Archaeological Science y ha sido liderado por Thomas F. Strasser, del Departmento de Arte e Historia del, Providence College, USA.


Empujados por los avances tecnológicos en las imágenes digitales y los descubrimientos arqueológicos y paleontológicos recientemente realizados en las investigaciones de la isla griega decidieron abordar una nueva datación de los petroglifos. Concluyeron que las dataciones propuestas hasta ahora eran erróneas y que las representaciones gráficas se remontaban al Paleolítico superior. El análisis comparativo de la iconografía presente en los lienzos rupestres de la cueva con los datos del registro fósil demuestra que un ciervo endémico de la isla ya extinto (Candiacervus) está representado en la cueva de Asphendou (Fig. 1). De esta forma estaríamos ante el arte figurativo descubierto en Grecia.

Figura 1
Fig. 1. Localización del primer arte paleolítico en Grecia en la cueva de Asphendou.

Recientes excavaciones paleontológicas en Creta han determinado dos biozonas durante el Pleistoceno (última glaciación). La primera y más antigua biozona data del Pleistoceno medio y se caracteriza por una fauna insular que consistía ratones gigantes (Kritimys catreus, K. kiridus), un mamut enano (Mammuthus creticus) y un hipopótamo enano (Hippopotamus creutzburgi). La segunda biozona abarca temporalmente el Pleistoceno medio hasta el final del Pleistoceno tardío, se caracteriza también por una fauna endémica pero evolucionada con respecto a la biozona anterior y es la que resulta relevante para las representaciones de la cueva Asphendou, Los fauna presente en esta biozona son los ratones gigantes (Mus bateae, M. minotaurus), un elefante enano (Elephas creutzburgi) y el venado cretense (Candiacervus) entre otros. Actualmente toda esta fauna está extinta.

PRÓXIMO CURSO EN LA UBU DURANTE FEBRERO "LA DOCUMENTACIÓN GRÁFICA EN ARQUEOLOGÍA".



El análisis de los ungulados de Creta permite crear un marco contextual para las representaciones gráficas de los cuadrúpedos de la cueva de Asphendou. En el Pleistoceno tardío los únicos ungulados documentados en Creta eran los ciervos de Creta (Candiacervus). Las formas pigmeas del ciervo cretense tienen cuernos singulares, inusualmente largos. No hay evidencia de artiodáctilos durante el Mesolítico en la isla. Los restos faunísticos del Neolítico incluyen fauna domestica (ovejas, cabras, vacas y cerdos) y la cabra montés de Creta (Capra aegagrus cretica). Candiacervus ropalophorus y Capra aegagrus cretica son las únicas especies con apéndices craneales simples y no ramificados, como los representados en la cueva de Asphendou. La principal diferencia entre ambas especies es que el Candiacervus tenía cornamentas rectas o con una pequeña curva que casi podían tener la misma longitud de sus cuerpos, mientras que los cuernos de la cabra se retorcían hacia los hombros. Igualmente las astas del ciervo de Creta eran una superficie lisa, mientras que los cuernos de las cabras presentaban surcos horizontales profundos. De esto se deriva dos posibilidades, la primera que los cuadrúpedos grabados en la cueva de Asphendou sean la representación de la cabra y se datarían en 9000 BP o bien la segunda si responden a Candiacervus y entonces son representaciones gráficas del Paleolítico superior, con una fecha mínima de 11.000 BP.

El análisis de las cornamentas fósiles de Candiacervus de las cuevas de Liko y Gerani y su comparación con las representaciones gráficas eliminó cualquier duda sobre el género de los cuadrúpedos representados, eran ciervos y suponen el primer arte paleolítico documentado en Creta (Fig. 2).

Fig. 2. Primer arte paleolítico de Grecia, cuadrúpedo.

Para documentar el conjunto se procedió al levantamiento fotogramétrico de los petroglifos así como la recreación en 3D con blender de las astas fósiles.